Disfunción Sexual, tema complejo para las mujeres

 

Hay momentos en los que sentimos que no tenemos una vida sexual exitosa. Entre otras razones, puede tratarse de una disfunción sexual, a la que es importante darle pronta solución. Al respecto, Supermujeres.TV tuvo una interesante conversación con la Terapeuta Sexual colombo española, Martha Mejía. Veamos lo que nos contó. 

 

En palabras de la Terapeuta Sexual, “la disfunción sexual femenina es un trastorno que se produce en la mujer cuando hay cambios importantes o significativos de su respuesta sexual. La respuesta sexual tanto en hombres como en mujeres se mide en cuatro fases: deseo, exitación, orgasmo y recuperación. Entonces podemos decir que existe una disfunción cuando se alteran una o varias de estas”.

 

Por lo general, esta disfunción se manifiesta de diferentes maneras: “Ya no presentas pensamientos sensuales, sexuales o eróticos reiteradamente, algo completamente normal en el ser humano. Se altera la lubricidad, lubrificación o lubricación; duele la penetración o coito; se altera el orgasmo. Claramente hay inapetencia sexual, desinterés y falta de deseo. No concilias con facilidad evocando relaciones, imaginando, creando o inventando, ya que así funciona el cerebro sexualmente hablando”. Y si se trastorna todo esto, lo más probable es que la mujer sienta el momento de la relación sexual como algo mecánico, apático e incluso doloroso. Además, es natural que la mujer no se sienta satisfecha y que su concepto de sexualidad cambie, “ya no lo vas a percibir como algo que te hace sentir plena, maravillosa, fémina, conectada con tu diosa sensual, con tu ser, sino que llega a ser una actividad desgastante y poco placentera”, complementa la experta.

 

En 20 años de ejercicio en su profesión, la Dra. Mejía categoriza las causas de la disfunción sexual femenina en tres puntos importantes: “De origen psicológico, tiene que ver con autoestima, autoseguridad, autoconfianza, empoderamiento, plenitud, interrelación con la pareja e interrelación con el entorno. De origen orgánico, con patologías psicosomáticas consanguineas: hipertensión, diabetes o incluso la misma menopausia y de origen hormonal, porque nosotras somos cien por ciento hormonadas. Si metemos este tercer punto en la parte orgánica, no le estaríamos dando la trascendencia que tiene el comportamiento hormonal en nosotras las mujeres”, aclara. También, para la experta, otras causas orgánicas de la disfunción sexual en mujeres jóvenes son: “la gestación y latancia, si a los 20, 30 o 40 quedamos embarazadas; tiene mucho que ver si damos a luz por cesarea, así como si lactamos o no al bebé. Además, casos muy puntuales como una virosis muy fuerte, un tratamiento con antibióticos; la pérdida de un ser querido, la pérdida de empleo, pérdida económica, más aún cuando se acude a tratamientos con antidepresivos”.

 

Importancia psicoemocional y cultural. El origen de la disfunción sexual en las mujeres es altamente psicoemocional. “Una mujer de 20, 30 o 40 años no tiene por qué tener nada de origen orgánico”, dice la experta. Además de todas las causas de origen psicológico arriba mencionadas, para la Dra. Martha, “la educación, la cultura, la falta de autoaceptación y reconocimiento; la falta de hablar abiertamente del tema y aceptarlo como tal”, son otros puntos importantes, asegura además que, “nosotras debemos aceptar que el sexo es un derecho y un deber del ser humano, nosotras nos debemos proveer ese placer como cualquier otro”.

 

Pasos para abordarlo. Muchas veces nos es dificil aceptar las cosas, por lo que la Terapeuta Sexual aconseja: “Primero que todo, lo que siempre recomiendo es aceptar que hay una falla, más si mi referente es que antes disfrutaba y conciliaba con mayor facilidad y tenía un concepto diferente de la sexualidad”. Una vez aceptado el problema, la experta recomienda hablar abiertamente con la pareja, “involucrar a la pareja, porque si bien la disfunción es de 'ella', está afectando e involucrando a los dos. Si la mujer involucra a su pareja, se siente más apoyada, más rodeada y más rápidamente tiene una recuperación. Si se tiene una pareja estable, la disfunción es de los dos; puede que ella la aporte por su anatomía, pero afecta a los dos y los dos se tienen que involucrar”. Y como tercer paso, la experta aconseja buscar ayuda profesional “Hoy en día, en horabuena los terapeutas sexuales abundamos, también en internet podemos encontrar contenido serio, científico que ayuda mucho”.

 

Concluye la experta Martha Mejía recordando que como órgano sexual más importante, el cerebro es el encargado de transportar la motivación, el ímpetu o estímulo, “pues todo empieza sexualmente hablando desde el cerebro: desde el cerebro nacen las ganas, desde el cerebro te sabes a sensualidad, a erotismo, o también puede pasar todo lo contrario”, puntualiza.

Centro de Terapias Integrales 

Calle 116 Nº 12-35 consultorio 201, Santa Barbara, Bogotá - Colombia
Celular: 310 209 4117 - PBX: 631 2845
Whatsapp: 301 563 6049
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
 
Powered by Warp Theme Framework