Diez beneficios de que ellas se den placer

Por el analfabetismo sexual y por razones religiosas, sociales y culturales, en pleno siglo XXI la masturbación femenina sigue siendo un tabú, un tema del que muchos prefieren no hablar, pero que muchísimas mujeres sí ponen en práctica.

En efecto, un estudio internacional señala que el 63 % de las mujeres se han masturbado alguna vez en la vida. Y en opinión de cinco especialistas colombianos consultados por El País las autocaricias femeninas con el objetivo de buscar una excitación, un orgasmo o simplemente sentir placer, son una conducta natural, sana, normal, no pecaminosa, ni enfermiza, como suelen pensar algunos, ni tampoco reprochable. Además, es más frecuente de lo que se cree.

Según los expertos, la autoestimulación sexual femenina, después de que no sea un comportamiento por medio del cual la mujer se haga daño a sí misma o a otra persona, ni se convierta en una conducta obsesivo-compulsiva, se puede practicar con frecuencia, incluso diaria, pues tiene muchísimas ventajas físicas, psicológicas y es también beneficiosa para la relación de pareja porque permite comunicar mejor lo que se desea.

Con la ayuda de profesionales de la psicología y sexología, presentamos 10 de sus grandes beneficios:

1. Conducta sexual más sana

El onanismo o masturbación es el comportamiento sexual más sano porque no tiene riesgos de embarazos no deseados ni de infecciones de enfermedades de transmisión sexual. Solo se debe tener presente practicarlo con las manos limpias, ojalá con la ayuda de un lubricante y sin usar objetos que puedan ocasionar un daño físico.

2. Alimenta la autoestima

Es la mejor manera para que la mujer se conozca así misma, explore su cuerpo, sepa dónde y cómo siente más placer. Esto le da más seguridad sobre su propia respuesta sexual y empoderamiento.

Además, el autoconocimiento le produce madurez porque ella se vuelve más decidida, resuelta y determinada.

3. Refuerza el piso pélvico

Algunas técnicas masturbatorias ayudan a que la mujer tensione los músculos de las piernas, los glúteos, el piso pélvico, ya que cuando se está en estado de gran excitación antes de llegar al orgasmo hay mucha contracción muscular.

Si la mujer se masturba de manera constante el suelo de la pelvis se refuerza, lo que ayuda a prevenir el escape de orina y, por tanto, evita las posibilidades de incontinencia a una edad mayor.

Al fortalecer la pelvis, también, las contracciones del primer parto pueden ser más eficaces.

4. Orgasmos más fáciles

Se ha comprobado que es más difícil tener un orgasmo a través de la masturbación que con la penetración, porque el diámetro del pene, sobre todo cuando es muy grande, no permite que la musculatura pélvica se contraiga a la hora de un orgasmo y eso reduce la capacidad de sentir placer.

5. Produce relajación y sueño

Cuando la mujer se autoerotiza puede llegar a orgasmos que le permitirán sentirse más relajada y dormir mejor. Pues al masturbarse ella activa hormonas cerebrales como la serotonina y la dopamina que traen beneficios como relax corporal y emocional.

6. Ayuda a reducir cólicos menstruales

La mujer que tienen una buena calidad de vida sexual sola o acompañada, tiene contracciones musculares durante el orgasmo que ayudan a reducir los cólicos menstruales.

7. Tiene efecto analgésico y desinflamador

La masturbación genera un efecto analgésico que también sirve para aliviar dolores como el dolor de cabeza y la migraña. Además de desinflamar zonas genitales.

8. Mejora el desempeño sexual

En la medida en que una mujer conoce bien su cuerpo, sus zonas erógenas, orienta mejor a su pareja sobre qué desea ella en la intimidad y cómo llevarla a un orgasmo: le puede enseñar a su cónyuge la postura, la estimulación que más le gusta, dónde es más sensible, por lo tanto, ella puede tener un mejor desempeño, ya que puede pedir lo que quiere, porque sabe qué desea. Y eso se logra cuando conoce bien su cuerpo y sus sensaciones.

9. Ayuda en terapia psicosexual

Las autocaricias femeninas son una de las técnicas más usadas en terapia psicosexual. Por ejemplo, a las mujeres que se les dificulta excitarse o conseguir un orgasmo se les aconseja aprender y poner en práctica técnicas de autoestimulación para que ellas empiecen a conocer su respuesta sexual.

10. Mejora la relación de pareja

Que ella se masturbe se puede convertir en un nuevo guion erótico en la intimidad, pues algunas parejas caen en una grave monotonía que termina volviendo la relación sosa.

Las tácticas masturbatorias femeninas pueden hacer parte de un juego erótico en pareja. Cuando la mujer se autoestimula sexualmente delante de su cónyuge lo incita. A muchos les agrada y les excita verla erotizarse y luego, deciden acompañarla. Así, ambos, pueden disfrutar solos y en pareja.

Todo esto les ayuda a aumentar la confianza en la intimidad, tanto para hablar como para poner en acción otras prácticas sexuales.

Cuidado con la adicción

El onanismo llega a ser una conducta enfermiza cuando este comportamiento se vuelve obsesivo-compulsivo-ritualista, y cuando
afecta a la persona, a la pareja o a la relación.

Si la persona se la pasa pensando en masturbarse, practica frecuentemente esta actividad y por culpa de esta conducta no se concentra en su trabajo, no puede laborar bien, limita su vida social, no es capaz de mantener una buena relación de pareja, afecta su vida y su cotidianidad, se considera un comportamiento enfermizo por el cual debe recibir ayuda especializada.

En esta adicción suele haber condiciones mentales inconscientes de fondo, bien sea ansiedades, abadono o abusos sexuales en la infancia.

Si se tiene pareja

Hombres furiosos:
Cuando una mujer tiene pareja estable y su cónyuge se entera por accidente que ella practica la autoestimulación sexual, algunos hombres, por machismo, se molestan y las reprochan con frases como ¿es que nos soy suficiente hombre para ti? ¿Conmigo no te basta?

Conflicto:
Por el comportamiento sexual de su mujer el hombre se siente rechazado y esto le puede traer conflicto con su propia virilidad, siente que su pareja no le está dando importancia para su placer y se siente agredido.

Diálogo franco:
Por eso es importante la comunicación y la confianza entre los miembros de la pareja. Este tema de la masturbación de ella, de él o de ambos, debe ser abordado. Y si no lo logran hablar abiertamente lo mejor es recurrir a un terapeuta de pareja que los ayude a comprender que esta conducta es natural y no es enfermiza. Que aún teniendo pareja se puede tener encuentros autoeróticos y que el cónyuge no tiene por qué sentirse rechazado. Que incluso, la masturbaciónpuede ser un complemento de su sexualidad.

Hay alertas:
Si ella solamente siente plena satisfacción cuando se autoestimula sexualmente y no cuando hace el amor con su pareja es señal de que hay que conversar sobre esta temática, que debe ser abordada como cualquier otro tema sexual.

Analfabetismo:
Si la mujer reconoce que su marido es un analfabeta sexual que cree que la masturbación es pecado, mala, enfermiza, ella puede optar por reservarse esta conducta y dejarla solo para su espacio de intimidad.

Centro de Terapias Integrales 

Calle 116 Nº 12-35 consultorio 201, Santa Barbara, Bogotá - Colombia
Celular: 310 209 4117 - PBX: 631 2845
Whatsapp: 301 563 6049
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
 
Powered by Warp Theme Framework